CONTRATOS PARA LA FORMACIÓN Y EL APRENDIZAJE

EL CONTRATO CON MÁS VENTAJAS PARA TRABAJADORES Y EMPRESAS

Las pymes pueden bonificar el 100 % de los seguros sociales en sus contratos de formación si cumplen los requisitos establecidos en la ley. Las empresas mayores de 250 trabajadores pueden bonificarlos al 75 %. La cotización del contrato de formación es siempre fija y reducida: 106,86 euros al mes en 2017.

Se puede contratar a personas jóvenes de entre 16 y 30 años inscritas como demandantes de empleo (sin límite de edad para personas con discapacidad o en riesgo de exclusión social y contratadas por empresas de inserción). El trabajador puede tener titulación, si es distinta a la cualificación profesional bajo la que se le contrata.

Conversión en indefinido: si el trabajador pasa a ser indefinido, la empresa puede recibir 1.500 € anuales durante 3 años, y 1.800 € si se trata de una mujer.

Bono de Empleo Joven 2016: si se contrata a un trabajador residente en Andalucía, menor de 30 años, con titulación e inscrito en la Garantía Juvenil se pueden obtener hasta 4.800 euros anuales adicionales.

El trabajador recibe formación relacionada con su ocupación y la empresa se la bonifica al 100 %.

La duración mínima es de 1 año, aunque algunos convenios colectivos la fijan en 6 meses. La duración máxima es de 3 años, y existe la posibilidad de concertar hasta 2 prórrogas. El período de prueba oscila entre los 2 y los 6 meses, según titulación y número de trabajadores en la empresa.

La retribución se calcula según el tiempo de trabajo efectivo y el convenio colectivo aplicable.

Los profesionales autónomos pueden contratar para la formación a sus hijos menores de 30 años o a un familiar que no esté a su cargo y seguir bonificándose el 100 % de las cuotas a la Seguridad Social. Y podrán compaginarlo todo con los beneficios de la tarifa plana para autónomos.

La tutorización obligatoria en la empresa puede bonificarse de manera adicional con hasta 80 euros mensuales, según el número de horas y el tamaño de la plantilla.

La duración mínima es de 1 año, aunque algunos convenios colectivos la fijan en 6 meses. La duración máxima es de 3 años, y existe la posibilidad de concertar hasta 2 prórrogas. El período de prueba oscila entre los 2 y los 6 meses, según titulación y número de trabajadores en la empresa.

La empresa puede tener tantos como necesite, y un trabajador puede volver a ser contratado para la formación si lo hace en una actividad laboral distinta.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar